cancelar
Mostrando resultados para 
Buscar en cambio 
Quiere decir: 
Minion
Minion

Mas Alla De Las Sombras 3 Final

sA4hQaZ8_400x400

 

Bienvenidos a la parte final del ultimo capitulo de esta saga que ya nadie lee XD (Gracias Riot) Aplausos --- Yeehhhh. Ahora el link del capitulo anterior:

https://forums.comunidades.riotgames.com/t5/Creaciones-de-la-Comunidad/Mas-Alla-De-Las-Sombras-3-Cap...

Y que comience la fiesta mas escandalosa que ha sucedido en toda Bandle y con este temon:

 

Mas Alla De Las Sombras III

Capitulo Final

Fiesta En Bandle

“Aun no me has dicho que paso contigo y ella cuando te persiguió” Urf

“He conocido el cielo y el infierno” Atipaq

Bandle

Instantes Después

-Ahhhh estoy… vivo… - Pronuncia Atreus mientras abre sus ojos; el Ajkllasga se reincorpora y se da cuenta de que ya no están en el campo de batalla, además nota que sus heridas han sido vendadas y sus ropajes arreglados, el anciano voltea hacia sus camaradas y ve que están a metros de él y que todos están rodeados por los artilleros de Bandle quienes están dirigidos por Tristana la cual está sentada sobre uno de los brazos del meca de Rumble.

-Soyeon, Sworn. – Los llama y estos voltean mostrándole un manto de hojas que cubren sus bocas impidiéndoles hablar.

-Oh ya despertó. – Pronuncia ella. - ¡Quieto ahí! – Les grita mientras le apunta con Boomer. – Y ¡¿Quién se comió mi pastelillo?!

-Fue Ziggs yo lo vi. – Responde un Yordle.

-Ahora vera ese maniático de las bombas. – Dice ella mientras sale a buscar a Ziggs.

-¿Qué hacemos con ellos? ¿Los matamos? – Preguntan algunos yordles.

-El Gran manatí dijo que los dejáramos vivos.

De pronto detrás de los Yordles Atipaq, Urf y Mahjou aparecen, el joven Ajkllasga se detiene y voltea hacia Mahjou luego de ver la mordaza en las bocas de Sworn y Soyeon. – Jejeje. – Sonríe Mahjou mientras usa sus poderes para quitarles la mordaza entre tanto los Yordles empujan a los dos juntos a Atreus y abren paso a Atipaq quien se acerca a los tres.

El ambiente comienza a ponerse tenso mientras Atipaq empuña El Filo Infinito y observa fijamente a los Ajkllasgas quienes parecen prever un destino trágico para ellos.

-Saben es muy difícil llevar tres espadas, así que  ¿Por qué no se llevan esta? – Les dice Atipaq dejando algo confundido a los Ajkllasgas.

-Llevarnos.

-¿Que treta es esta? – Le responden.

-Estoy hablando en serio, llévensela estoy seguro de que su verdadero portador debe estar esperando por ella.

-Déjate de estupideces y ¿Como demonios obtuviste el Filo Infinito?

-Ves, porque los deje amordazados. – Comenta Mahjou.

-Ha… - Suspira Atipaq. – Bueno me are cargo de la espada y... hey... ¿Está todo listo? – Le pregunta a un Yordle.

-Por supuesto, aquí está todo. – Contesta lanzando una bolsa entre Atipaq y los Ajkllasgas.

-A ver. – Dice Atipaq mientras examina el contenido. – Bien esta todo. – Agrega mientras coloca la bolsa frente Atreus, aquí tienen lo necesario para volver.

-¿Volver?

-Claro van a regresar a Valoran y les darán un mensaje a los demás.

-Mensaje…

-Díganles, que no se metan con Atipaq o mi horda de Yordles les caerá encima. – Interrumpe Urf.

-¡Si…!!! ¡Guerra, Guerra, Guerra, Guerra! – Gritan los Yordles.

-Oye no interrumpas. – Pronuncia Atipaq mientras hace callar a los Yordles. – Bien cómo iba diciendo le van a decir a los viejos del consejo que yo controlo a Newen, así que déjenme en paz o de lo contrario les daré una paliza.

-¿Qué no nos vas a matar? – Interrumpe Soyeon dejando a Atipaq y los demás en silencio.

Un ave alza vuelo mientras una mueca se dibuja en el rostro de Atipaq y los demás; sus labios se estiran a los costados mientras sus ojos se entrecierran, intentan controlarse, pero le es imposible en especial para Atipaq quien termina siendo el primero en sonreír. – Jej-je-je. –  Para luego eructar un par de risas hasta que ya no puede controlarse y comienza a reír frenéticamente.

-¡Jajajajajaja….! ¡Jajajajajaja…! – La risa de Atipaq contagia a Urf quien a su vez contagia a los demás Yordles que comienzan a reírse.

-¡Jjajajajajajajja…!!!!

-¡Muajajajajaja…!!!!

-No nos vas a matar…. Jajajajajaja.

-Ese idiota cree que lo vamos a matar… Jajajajajaja.

-Mírenme soy un Ajkllasga y soy muy poderoso… Jajajajaja.

-Mi cabello es dorado y tengo una linda espada mágica… - Jajajajaja.

-Hemos venido a matarte. – Jajajajaja.

Pronto los Yordles comienzan a hacer bromas sobre los Ajkllasgas y en un instante todo Bandle se está riendo, algunos como Urf no son capaces de contenerse y caen al suelo en donde continúan riéndose y golpeando el suelo, mientras los Ajkllasgas observan todo sin saber cómo reaccionar.

-“Newen… el… es distinto”… - Fueron las palabras de Cronos y las cuales retumban en sus mentes mientras observan a Atipaq apoyado sobre un árbol riéndose sin importarle que estos estén libres de poder atacar.

-¿Qué hacemos? – Pregunta Soyeon.

-Nada. – Responde Sworn.

-¿Qué?

-Las palabras de Cronos eran ciertas. – Menciona Atreus. – Ese no es Newen o no el que conocimos. – Agrega mientras piensa en la persona que los envió aquí.

-Ya han visto el ridículo peinado que lleva el simio de la izquierda jjajajaja...

-Jajajajaja Si parece una manzana vieja. Jajajajaja.

-Jejejejeje Habría que llevarle al anciano un banquito no se vaya a desmayar… Jejejejeje.

-Kekekekeke Y la otra con esas ridículas hombreras, de donde las saco de un puesto de verduras.

-Jajajajajaja.

-Jajajajajaja.

-Se están burlando de nosotros. – Protesta Soyeon mientras todos continúan riéndose.

-No importa. – Menciona Atreus mientras voltea hacia Atipaq quien ya está recuperando el control de sí mismo.

-Hay mi madre jejeje no me había reído así desde que nos topamos con Ivern… Jejejeje. Bien en que nos quedamos. – Agrega mientras se dirige hacia los Ajkllasgas. – Así Jajajajajaja. – Para nuevamente estallar de risa frente a ellos e inclinarse mientras se toma el estómago. – Lo… lo… siento… - Menciona entre risas mientras se apoya en Urf.

-Estos tipos sí que son divertidos… Jejejeje. – Pronuncia el manatí mientras trata de controlarse.

Diez Minutos Después

La tormenta de risas enervantes empieza a desaparecer mientras todo Bandle vuelve a la normalidad, Atipaq y Urf se calman y nuevamente se dirigen hacia los Ajkllasgas quienes han estado ocupados con unos jóvenes Yordles que se han dedicado a hacerles decenas de preguntas sobre Valoran.

-Bien ¿Dónde nos quedamos? – Pregunta el Ajkllasga.

-En que los íbamos a matar.

-Jajajajajajajaja

-Ya basta, es suficiente. – Pronuncia Atipaq entre risas. – Bueno obviamente no los vamos a matar, todo fue planeado para probar mis nuevos poderes y divertirnos un poco, para animar la fiesta.

-¿Fiesta?

-Si, pero ustedes no están invitados, así que es momento de que se vallan.

-Vas a dejarnos ir así nomás.

-Pos si, ya les ganamos y ya no tenemos ganas de divertirnos con ustedes, además deben llevar mi mensaje a los demás a y mándenle mis saludos a Cronos y los demás.

-¿No te entiendo? – Pronuncia uno de ellos.

-Es obvio, vinieron buscando a Newen el Emperador Oscuro, pero en su lugar han encontrado a Atipaq la reencarnación de Newen el Maestro De Los Elementos, soy la otra parte de Newen.

-La otra parte.

-Si el Newen con el que han luchado antiguamente vive dentro de mi… Oye ¿Quieres decirle algo? – Se dice Atipaq a sí mismo.

De pronto el aura oscura de Newen brota de Atipaq y el emperador oscuro se hace presente. – Si… - Pronuncia Newen a través de Atipaq… - Yo voy a… - Suficiente. – Le interrumpe Atipaq. – Aun estamos trabajando en su temperamento. – Agrega mientras sonríe.

-Sisisisisi. – Interrumpe Urf. – Ya es hora de que se vayan, tomen. – Agrega mientras les entrega una bolsa con parte de la comida que ha preparado. – Aquí está la mejor comida del mundo ahora Chao… ¡Yuuuumiiiii…!!! – Grita rabiosamente llamando a la gatita que estaba reventando burbujas con sus garras.

-Vamos libro…

Yuumi se acerca montada en libro y se detiene frente a los Ajkllasgas mientras repasa las hojas de libro. – ¿A dónde? – Pregunta.

-A la isla de las sombras. – Dice un Yordle. – No mándalos a Icatia. – Responde otro. Pronto otros Yordles se suman para dar ideas de donde mandar a los Ajkllasgas hasta que Urf los calla con un disparo al aire.

-Mándalos a su casa. – Dice el manatí.

-¿Y dónde queda eso?

-He…

-Mándalos devuelta por donde vinieron. – Interviene Atipaq.

-Bien.

Yuumi se acerca a los Ajkllasgas y los olfatea para saber porque portal han cruzado, al hacerlo la minina puede percibir el olor de las arenas de Shurima y el polvo cósmico que desciende de Targon.

-Ohhh. – Menciona Yuumi sorprendida al notar ambos aromas en ellos, rápidamente la gatita da vueltas las páginas de libro hasta una página en particular que tiene un portal que se encuentra entre Shurima y Targon. – Listo.

Los Ajkllasgas observan el vórtice luminoso de energía el cual muestra la imagen de la región donde estuvieron buscando a Newen.

-Ah una cosa más. – Pronuncia Atipaq llamando su atencion.

-¡Que tengan un buen día! – Gritan todos.

Los Ajkllasgas voltean y entonces tres bolas de nieve les impacta en el rostro mientras el portal los succiona sacándolos de Bandle.

El vórtice de magia colapsa en una implosión dorada mientras todos se quedan en silencio, Atipaq voltea hacia los demás mientras una sonrisa se dibuja en su rostro. – Ah pasado tanto desde que no me sentía así… - Piensa él. – ¡Vamos continuemos con la fiesta! – Grita elevando las manos.

-¡Yehhh! ¡Siiii! – Le responden los Yordles imitando la postura de Atipaq.

-Si, si, si vamos dice Urf… pero tu aun no terminas tu trabajo. – Le dice a Atipaq.

-¿Qué?

-Aún hay más invitados a los cuales debes recibir, así que Mahjou sácalo de aquí.

-A la orden.

-Ey espera. – Protesta Atipaq mientras es arrastrado por una cadena de hojas hasta el otro lado de Bandle.

-Aggggg…!!! – Grita Atipaq mientras cae del cielo sobre un campo de flores cantoras, las cuales despiertan y comienzan a cantar. - ¡Cállense! – Les grita Atipaq mientras un espíritu del bosque lo levanta y saca del campo de flores.

-¿Y tú quién eres? – El espíritu está a punto de responder pero Atipaq se le adelanta. – No importa bienvenido a la Gran fiesta. – Le dice saludándolo. – Debo ir a recibir a más invitados. –  Agrega mientras se despide para alcanzar a un Yordle con un parche en el ojo y que proviene de Aguas turbias.

Minutos Después

-Ahhh, no pensé que faltaran tantos. – Pronuncia Atipaq cansado y sentado sobre una roca cuando un aura cosmica lo rodea. – He… este poder. – Atipaq voltea y observa a Soraka quien también ha llegado a la fiesta y acompañada de algunos Vastayas.

Atipaq saluda a la celestial con un gran abrazo mientras esta le repone sus energías gastadas y los acompaña hasta Urf, no sin antes congelar a Mahjou que intentaba jugarle una broma.

-Te ves bien Atipaq. – Le dice Soraka.

-Por supuesto, he vuelto a ser lo que era antes y gracias a ti. – Le contesta el Ajkllasga.

-Solo hice lo que podía hacer.

-Si algún día necesitas mi ayuda, no dudes en buscarme.

Atipaq regresa a su puesto y continúa recibiendo a más invitados hasta que una traviesa nube baja de los cielos y comienza a bañarlo.

-Hey, ¿Quién es?, sea quien seas basta o…

De pronto una ráfaga de viento golpea a Atipaq en el rostro. – Auuu… - La mejilla de Atipaq se enrojece como si hubiera recibido una cachetada mientras ráfagas de viento vuelan en todas las direcciones mientras una risa silenciosa se escucha en todas partes.

-Ola Atipaq… - Unos brazos lo sujetan por detrás mientras la voz de Janna se hace represente.

-Ja…Ja…Ja…Janna. – Pronuncia Atipaq mientras sus pies se despegan del suelo y comienza a elevarse un par de metros, el Ajkllasga esboza una sonrisa nerviosa mientras los brazos de Janna lo sujetan con fuerza.

 -¿Recuerdas la promesa que me hiciste? – Le Susurra Janna al oído.

-He… No. – Responde Atipaq en tono bromista.

Janna suelta a Atipaq y lo deja caer al suelo para comenzar a alejarse molesta por su respuesta. – Eres un tonto. – Murmura mientras se aleja rodeada por un Céfiro de viento.

-Hey espera... – Atipaq intenta alcanzarla pero es golpeado por una ráfaga de viento que lo manda a volar hasta la cima de la copa de un árbol. El árbol se sacude ocasionando que la familia de ardillas que habitan en el árbol salgan a reclamarle a Atipaq por molestar su tranquilidad.

Luego

-Ah… al fin he acabado. – Pronuncia Atipaq mientras regresa al centro de la ciudad donde la fiesta continua en su máximo esplendor. - ¿Qué ha pasado aquí? – Se pregunta el Ajkllasga al ver a todos disfrazados y bailando al son de una música electrónica.

A lo lejos puede ver a Poppy vestida como una muñeca de trapo conversando con Mahjou quien lleva unos ropajes del universo de Arcadia, detrás de ellos esta Kled vestido con una armadura de un caballero medieval.

De pronto Kennen pasa por el costado de Atipaq, Atipaq lo observa y nota que esta vestido como un doctor de Piltover. - ¿Qué feo traje? – Dice el Yordle antes de desaparecer y dejar ver tras el a Soraka la cual ha dejado atrás su cuerno y ahora luce una piel más pálida así como un traje veraniego, a su costado y subida en una mesa Yuumi degusta un poco de pescado, su pelaje ha cambiado de color y ahora lleva una capa y lentes mientras adopta una postura de autoridad frente a un pequeño grupo de Yordles traviesos.

-¿Qué demonios ha pasado acá? – Se pregunta Atipaq mientras un estruendo lo alerta, el Ajkllasga levanta su mirada y observa a Ziggs surcando el cielo en un traje de científico loco mientras Rumble lo sigue en una versión modificada de Tristy la cual ahora parece estar hecha de bambús y otras plantas.

El Ajkllasga voltea su mirada hacia el escenario en donde observa a Heimerdinger y a Corki tocando unos instrumentos hechos con tecnología Hextech, el primero esta vestido con un traje de bioseguridad Zaunita y el segundo con un traje de aviador sin pantalones mientras su nave ha tomado la forma de un perro.

-¿Dónde demonios esta Urf? – Se pregunta Atipaq mientras lo busca en todas partes has toparse con los espíritus de la naturaleza quienes también han cambiado de aspecto como Ivern quien se ha convertido en una criatura hecha de dulces y golosinas, más allá ve a Janna vestida como una bruja.

-Hey tu… - Atipaq continúa caminando hasta que una voz acusadora lo detiene. - ¿Qué pasa contigo? – Le dice un pequeño Yordle envuelto en un montón de metales tratando de imitar a un autómata de Piltover. – Debes seguir las reglas, está claro… oye no he terminado. – Pronuncia el pequeño Yordle mientras Atipaq lo ignora y continúa buscando a Urf.

Otros Yordles ofendidos por Atipaq se le acercan y le reclaman molestos, pero Atipaq los ignora hasta que la risa de Lulu llama su atención, tras un grupo de Yordles con atuendos dorados Atipaq vio a Lulu, su aspecto había cambiado, su piel era de una tonalidad más parecida a la de los humanos llevaba un traje blanco que hacía juego con sus botas y guantes mientras su vestido era de color esmeralda similar a su cabello, Pixie flotaba cerca de ella convertida en una criatura alada de pelaje blanco.

-Lulu ¿Qué está pasando? Y ¿Qué te paso?

-Atipaq. – La pequeña salta hasta abrazar al Ajkllasga.

-Es la Gran Fiesta de Disfraces. – Le contesta.

-¿Disfraces?

-Si todos deben estar disfrazados, yo me disfrace de una Guardiana Estelar.

-¿Guardiana estelar?, ¿Qué es eso?

-Bueno es…

-No importa, ¿Has visto a Urf? – Le pregunta Atipaq interrumpiéndola.

-El Gran Manatí se encuentra ocupado. – De pronto la voz de Tristana resuena detrás de Atipaq, quien voltea y observa a la Yordle la cual lleva vestido unas extrañas pieles de tejon, pero lo más extraño es su cañón que ha sido convertido en un pequeño dragón viviente. – Y tu ¿Dónde está tu traje? – Pregunta Tristana mientras apunta con el dragón a Atipaq.

-Baja esa cosa apesta. – Le contesta Atipaq.

-No es ninguna cosa apestosa es Boomer el cañón dragón y yo soy su entrenadora y ahora responde a la pregunta, debes llevar un traje esa es la regla.

-¿Quién hizo esa estúpida regla?

-Yo…

De pronto una sombra cubre a Atipaq mientras una aleta se agita directo hacia su rostro mientras unos ojos perversos lo observan.

-He… Au… - Exclama Atipaq luego de ser golpeado en el rostro por el pescado de Urf. – Oye que te pasa.

-¿Qué te pasa a ti? ¿Dónde está tu traje? – Le contesta Urf vestido como un emperador romano.

-¿Cuál traje?

-Como cual el que deberías llevar.

-Todos los que vienen a la fiesta de disfraces deben llevar un traje. – Interrumpe Teemo envuelto en un traje de conejo.

-¿Y tú que eres?

-Soy Teemo colita de algodón.

-shuba duba. – De pronto se escucha a Gnar quien corre hacia Atipaq, el Ajkllasga lo toma y nota que este ha sido metido en un traje de dinosaurio.

-Gnar, pero que te han hecho. – Exclama Atipaq sorprendido por su apariencia.

-Shubada makana. – Le contesta Gnar como si estuviera protestando.

-Esos malvados ya verán.

-No te salgas del tema, debes llevar un disfraz. – Le interrumpe Tristana.

-Si no tienes uno puedo prestarte uno. – Agrega Teemo. – Tengo un traje de panda estoy seguro que te quedara bien.

-olvídalo, no lo necesito.

-Entonces vete de la fiesta. – Le dice Tristana.

-Por supuesto que no.

-Así y ¿Por qué no? – Pregunta Urf.

-Porque yo ya llevo un disfraz.

-Así y de ¿Qué estas disfrazado?

-De mí. – Contesta Atipaq mientras se aleja del grupo hacia el estante de comidas junto a Gnar y Lulu.

-¿Eso se vale? – Pregunta Mahjou.

-Creo que sí. – Contesta Tristana.

Mas Tarde

La fiesta continúa desarrollándose cuando de pronto un grupo de nubes negras cubren la luz del sol mientras una risa malévola se escucha a lo lejos. El cielo ruge y decenas de rayos caen alrededor de Bandle hasta que un meteoro de color purpura cae en medio del escenario.

-Vaya pero que buenos efectos especiales han traído. – Pronuncia un Yordle.

-Muajajajaja al fin estoy aquí… - Una gigantesca sombra emerge de la humareda que provoco el meteorito mientras unos ojos demoniacos resplandecen con furia desenfrenada. – Inclínense ante el terror. – Ruge aquella voz llamando la atención de todos que centran su mirada hacia quien acaba de aterrizar y quien salta de la humareda para revelar su siniestra apariencia. – Yo soy…

-Hey Veigar… - Pronuncia Atipaq de manera alegre interrumpiendo al Yordle. – ¿Como va el reino del terror? – Agrega mientras levanta el brazo para saludarlo.

-Tu… - Pronuncia Veigar mientras da saltos en dirección a Atipaq hasta que Urf se le pone en frente con una expresión de seriedad.

-Y tu ¿Qué haces acá? – Pronuncia Urf molesto por la presencia del Yordle.

-Yo lo invite… - Pronuncia Lulu sobre el hombro de Atipaq.

-Y el ¿De que esta disfrazado? – Pregunta un Yordle mientras los Yordles se amontonan para ver al pequeño maestro del mal.

-De maestro del mal. – Responde Atipaq.

-Silencio. – Grita Veigar ante la avalancha de voces mientras hace caer un rayo sobre las velas del pastel hecho por Urf; las velas se encienden en un espectáculo de juego de diversos colores maravillando a los Yordles quienes le piden a Veigar que lo vuelva a hacer.

-Osan desafiarme… - Ruge Veigar invocando más rayos los cuales caen por todas partes, más sus invocaciones lejos de causar caos y destrucción generan una humareda de llamas multicolores que alegran a los demás Yordles.

Urf molesto por la atención que Veigar está recibiendo se acerca al Yordle hasta que Atipaq lo detiene y lo lleva lejos de la vista de este. - ¿Qué haces? – Pregunta Urf.

-Déjalo como esta. – Le contesta Atipaq.

-Él es malvado y va a causar problemas, hay que sacarlo.

-Eso va a ser difícil a los demás les agrada, lo mejor sería dejarlo un rato y luego. – Atipaq se acerca al oído de Urf y le susurra algo al manatí que causa que este sonríe.

-Si eso será mejor… Jejejejeje. – Pronuncia el manatí mientras se soba sus aletas de manera siniestra.

Luego

Mas y más Yordles se acercan a Veigar quien hace muestra de sus oscuros poderes, Mas sus encantos y hechizos mágicos lejos de generar terror en los Yordles generan alegría y entusiasmo, lo que inquieta al Yordle hasta que Atipaq se le acerca.

El Ajkllasga le hace una reverencia antes de hablarle al Yordle. – Su gran malevosidad hemos traído un asiento digno de su horror para que pueda contemplar el espectáculo hecho en honor de su gran reino del terror. – Agrega mientras intenta contener la risa.

-Intentas engañarme. – Le menciona Veigar.

-Oh por supuesto que no, solo acomódese y disfrute… - Finaliza el Ajkllasga para luego ir hacia Teemo. – Hey tejón necesito un hongo.

-¿De qué sabor lo quieres? – Pregunta Teemo con una sonrisa.

-De la que te haría olvidar hasta tu madre. – Le responde Atipaq.

-Oh ese es un ejemplar muy peculiar, dame un segundo mientras la busco.

Teemo le entrega un hongo naranja a Atipaq quien se le lleva a Urf, el manatí recibe sonriente la zeta para luego usar su magia y habilidades culinarias y crear con ella un pastelillo magico.

-Oh… Lulu…

-Si Gran Manatí ¿Que se le ofrece? –  Contesta la pequeña hechicera.

-Llévale esto a nuestro invitado de lujo, dile que fue hecho especialmente para él.

Lulu lleva el pastelillo a Veigar mientras Urf y Atipaq intenta contener su risa.

Una Hora Después

La fiesta se ha vuelto un caos, la mitad de los invitados han perdido la memoria y están causando problemas, Atipaq y Urf intentan en vano tratar de controlarlos hasta que al fin dan con Lulu quien está jugando con Veigar quien también ha perdido la memoria.

-Lulu, ¿Le diste el pastelillo a Veigar?

-Si que se lo di.

-¿Se lo comió?

-Solo un pedazo, luego lo dejo, dijo que sabía demasiado bien para ser malvado, el pastelillo estaba tan delicioso que otros Yordles vinieron a probarlo.

-Entonces…

-Aun así es un pastelillo muy pequeño como para que todos lo probaran.

-Lo sé, así que use mis poderes y lo hice crecer para que alcanzara para todos, aquí tengo un pedazo que aún queda, ¿Quieren?

-No…

-Genial ahora la fiesta esta arruinada.

-Hay que encontrar un antídoto y rápido he visto a dos grupos de Yordles piratas decididos a pelearse. – Menciona Atipaq.

-Bien iré con Teemo a buscar una solución tu hazte cargo de controlar esto.

Urf se moviliza hacia Teemo mientras Atipaq se pone a pensar en qué hacer con los Yordles sin memoria hasta que va con Mahjou para pedirle que atrape a todos pero el mago también ha comido un pedazo del pastelillo y no recuerda ni donde está el baño.

-Genial… hey… - Pronuncia al ver a Janna a lo lejos. – Janna aquí estas necesito tu…

-¿Quién eres tú? – Le interrumpe la furia de la tormenta.

-Que no me reconoces, soy Atipaq…

-Atipaq.

-Tu novio…

-No lo recuerdo.

-Bueno no importa necesito que uses tus poderes de viento y atrapes a todo aquel que diga incoherencias.

-Entendido. – Janna usa sus poderes y aprisiona a Atipaq en un escudo de viento.

-Oye a mi no.

-O lo siento… soy nueva en esto.

-Nueva… si es más vieja que la luna. – Piensa Atipaq.

Luego

Urf se vuelve a reunir con Atipaq, el manatí trae consigo a algunos de los miembros del Club de la espátula que no han probado el pastelillo. – Bien el efecto no es duradero. – Dice Urf. – El único detalle es que pasara mucho tiempo antes de que recuperen la memoria.

-Alguna sugerencia.

-Si crearemos un hechizo que acelere la recuperación, pero necesitamos algo de tiempo, así que es hora de arrimarse las mangas y subir al escenario para entretener a toda esa horda descontrolada.

-En serio quieres que subamos.

-Por supuesto o ¿Tienes alguna mejor idea?

-No, bien adelante… - Finaliza Atipaq en el instante en que Janna lo abraza y lo besa en la mejilla.

-A ¿Dónde vas cariño? – Le pregunta de forma muy cariñosa.

-Arriba voy a dar un espectáculo para ti. – Le dice el Ajkllasga mientras se aleja de esta. – Hazte cargo de los enanos de acuerdo. – Le dice a lo lejos entre tanto Urf le fulmina con una mirada. –  ¿Qué? – Le dice Atipaq.- Al notar la mirada seria del manatí.

-Tu no cambias no “Cariño”.

-Solo fue una broma, no pensé que se lo creería.

-Cuando ella recupere la memoria no tendrás ganas de hacer bromas por un año.

-Si lo se… jejejejejeje.

-Jajajajajaja. - Rien todos.

El grupo se ríe mientras suben al escenario y se preparan mientras un espectáculo de luces seguidos de unos ruidos estridentes llama la atención de todos los presentes los cuales voltean su atención hacia el escenario y contemplan el espectáculo de luces mientras unas sombras se mueven tras una cortina multicolor.

-Damas y Caballeros. – Se escucha la voz de Urf proviniendo detrás del telón. – Y también a aquellos que no recuerdan que son, el Club de la espátula les trae hoy al mejor grupo musical de todos los reinos, por favor reciban con un fuerte aplauso a…. Alquimia Cuadrada.

-Que nombre más feo. – Pronuncia Atipaq. – Porque no mejor cuadrakill, AFK o Los Tejones Del Demonio.

-Ya cállate no interrumpas o te expulso de la banda.

Una estridente guitarra resuena seguida de unos tambores llorones mientras las luces dejan de parpadear y se concentran al medio del escenario, el sonido de la batería se apaga para dar paso al armonioso sonido de una flauta y un violín gruñón así como a unos teclados tímidos y un bajo somnoliento.

-¡All You Ready…!!!! – Grita Atipaq tras la cortina.

-Oye yo soy el que presenta. – Le reclama Urf.

Un sonido medieval resuena combinándose con sonidos electrónicos más contemporáneos dando inicio a un preludio instrumental, la audiencia se tranquiliza un segundo para luego levantar las manos esperando que el telón caiga.

El preludio instrumental finaliza con un riff de guitarra para dar paso a un silencio por un par de segundos mientras unas voces se escuchan detrás del telón.

-¿Qué paso?

-Se me olvido lo que seguía.

-Tu solo toca.

El sonido de un teclado se combina con el de un violín y una flauta para dar inicio a la primera canción a la cual se une las guitarras y la batería por unos segundos hasta que una gran explosión manda a volar el telón dejando ver al grupo y sus integrantes.

En la batería se encuentra Rumble subido en Tristy, a su costado Corki tocando un teclado montado en su nave mientras que al otro extremo Heimerdinger con un violín, Teemo tiene una flauta mientras Atipaq, Mahjou y Tristana se hacen cargo de las guitarras y el bajo dejando a Urf como vocalista principal.

El grupo toca su primera canción llamando la atención de todos los presentes en especial de los Yordles los cuales parecen hipnotizados por las melodías que proviene del escenario, pronto todos comienzan a levantar sus manos y bailar hasta que la primera canción finaliza.

Urf levanta las manos mientras deja a la multitud corear su nombre hasta que el sonido de los platillos indica el comienzo de otra canción la cual es un himno en Bandle y todo Yordle la conoce y la canta pues dicen que esta canción te alegra el alma; la multitud enloquece ante los sonidos acelerados de la música y comienza a saltar y bailar provocando un pequeño sismo mientras Atipaq acompaña a Urf en los coros hasta el final de la canción.

El grupo continúa tocando varios otros temas de Bandle a su estilo mientras Lulu se encarga de volar sobre el escenario y esparcir el hechizo que ponga fin a los efectos del hongo de Teemo, entre tanto otro grupo de Yordles guiados por Kennen devuelven a Veigar al portal de donde vino.

Treinta Minutos Después

El concierto se vuelve en un gran éxito mientras todos los presentes recuperan sus recuerdos.

-Gracias, gracias. – Grita Urf mientras sobre el cielo unas nubes oscuras se reúnen. El cielo ruge mientras un rayo cae a un lado llamando la atención de Atipaq.

-Oh no… - Pronuncia Atipaq nervioso mientras mira hacia un lado y observa a Janna convertida en una tormenta acercándose. – Es verdad tengo algo que hacer. – Dice mientras sale huyendo en dirección contraria a Janna quien no duda en perseguirlo.

-Bueno necesitamos un nuevo guitarrista. – Dice Urf hasta que Poppy se sube al escenario. – La siguiente canción es para mi amigo que será asesinado en los próximos minutos o por lo menos lo torturan sin piedad.

El grupo reanuda el concierto mientras la tormenta persigue a Atipaq hasta desvanecerse entre los árboles de un Bandle bosque cercano.

Cuenta la leyenda que las plantas sintieron vergüenza por lo que  paso en aquel Bandlebosque  por lo que giraron su mirada para no ver lo que sucedió entre ambos, se dice que un claro se engendró en el lugar donde Atipaq y Janna estuvieron después de que un huracán mandara a volar a las plantas cercanas. Algunos Yordles exploradores que se perdieron al ir al baño afirman que encontraron algunos ropajes tirados entre los arbustos pero hay quienes creen que los ropajes fueron dejados por algún Yordle despistado. Un conejo muy chismoso le conto a una cigarra, la cual se lo dijo a una flor que escucho sonidos extraños proviniendo de entre los árboles, el conejo decía: “Aquel sujeto debe haber sufrido mucho pues durante casi una hora no paraba de emitir sonidos similares a los de una cabra en celo”.

Un canario que sobrevolaba el lugar se estrello contra una rama al distraerse observando el espectáculo, cuando despertó dijo: “Ahora entiendo porque los humanos usan ropa.” Pero la verdad es que casi nadie sabe qué fue lo que hizo Atipaq para que la enfurecida Janna no lo matara, aunque el afirma que está casi lo mata, lo cual es extraño pues el sujeto regreso casi ileso y diciendo que lo había dejado sin aliento mientras el espíritu conocido como Janna se mostraba muy alegre y amable con todos.

El Concierto continua y Atipaq regresa al escenario para hacer un dúo con Urf y dedicarle una canción a Janna.

Las celebraciones continuaron hasta quien sabe cuánto pues el sol y la luna bailaron alegremente de la mano haciendo que el dia y la noche se entremesclran mientras el tiempo se embriagaba junto a un rosal, pero lo que sí se sabe es que casi al final de la fiesta Atipaq y Janna volvieron a desaparecer por lo que Urf tuvo que montar una expedición para encontrarlos, la cual fracaso después de que Lulu convirtiera a medio grupo en ardillas de colores y la otra mitad perdiera el conocimiento luego de meterse a un campo minado de hongos explosivos, cortesia de Teemo.

Pero el momento mas emotivo y que hizo llorar hasta al mas macho fue cuando Atipaq al volver a Bandle se encontró con el espíritu de la persona que mas amaba y a la cual había esperado volver a ver y abrazar desde que era un niño.

 Su Madre.

Fin

Próximamente:

Epilogo

Hasta Que Nos Volvamos A Ver

Y el Temon para despedir esta última parte del ultimo capítulo de esta historia que solo quedara en tu memoria, pues Rito borro todo vestigio de ella.

Y recuerda que las leyendas nunca mueren.

Y sin más que decir que agradecer a todos los que nos siguieron hasta hoy, algunos aún siguen otros desaparecieron con el foro, gracias Totales.

Y Nos Vemos En El Comeback de K/DA 

0 RESPUESTAS 0