cancelar
Mostrando resultados para 
Buscar en cambio 
Quiere decir: 

Que Dificil Es Decir Te Amo Capitulo 1 (Fanfic de Tristana y Teemo)

Bueno, esta historia la estaba subiendo justo cuando se estaban por ir los foros antiguos (QEPD) así que, aquí vamos de nuevo con la historia de Tristana y Teemo, escrita por este servidor

:Champion111: "Que Difícil Es Decir Te Amo" :Champion109:

Capitulo 1: "Una charla de amigas"

Tristana pudo sentir la influencia del Invocador a través de sus pensamientos, y fue de esta misma forma que a través de la punta de sus dedos y con un suave movimiento del gatillo, que un cañonazo chocó con el nexo enemigo, haciendo que el enorme cristal estalle en pedazos en medio de una gran explosión, y poniéndole punto final al combate que ya había durado más de 45 minutos.

—VICTORIA — 

La artillera escuchó el eco de la voz del anunciador, el cual se expandió través de todo el campo de batalla, y también observó como los demás campeones comenzaron a abandonar la arena, algunos más animados que otros. Tristana siguió a sus compañeros de equipo y entraron en el centro del público. Afortunadamente, ella estaba detrás de Taric, ya que así los periodistas se interesarían mas en El Escudo de Valoran que en ella.

Uno de los periodistas miró a Taric y se le acercó entre los demás. —Taric! Se han escuchado rumores de que usted es abiertamente homosexual ¿Es eso cierto? —

—Ay por favor no sea ignorante, los rumores solo son rumores, si yo fuera homosexual ya lo habría admitido. Ahora es su turno —Taric movió sus manos haciendo un gesto demasiado afeminado y luego señaló al periodista. Tristana aprovechó esto para escabullirse entre todos de forma sigilosa.

Cuando ella salió del pequeño túnel que daba al exterior, los invocadores victoriosos estaban de pie con mucho orgullo mientras que los periodistas presentes allá anotaban cada respuesta a sus interminables preguntas. Estaba a medio camino a los dormitorios del Instituto, sintiéndose casi libre, de hecho se sentía tan libre como un pajarillo en pleno vuelo. No obstante, todo eso se evaporó cuando un "periodista callejero" apareció delante de ella, con un lápiz en mano y una mirada muy ansiosa por haberla visto.

—Tristana, que alegría haberte encontrado! ¿Tienes algún comentario sobre el triangulo amoroso que hay entre tú, Rumble y Teemo? —El periodista fue como un depredador, con una pregunta rápida y con los ojos hambrientos por una respuesta.

Francamente la yordle peliblanca no tenía idea de cuál era su situación actual, de hecho habría sido un milagro si ella pudiese haberle descrito su vida personal a un periodista, y para ella habría sido bastante fácil ignorar la pregunta como si no hubiese escuchado nada, pero no había forma de ignorar a este hombre.

—Bueno... —Ella trató de hablar pero comenzó a sudar al instante. Su corazón empezó a latir con mucha fuerza y rapidez, y ahora todo lo que la artillera solo quería salir de allí. Se frotó el cuello mirando a todas partes pensando en que hacer, hasta que vio pasando a Shen por el pasillo. —Hey! Mira! Es Shen! —La artillera lo señaló y el periodista se volteó para verlo. —Estoy segura de que él va a ir a reunirse en secreto con Akali! Escuché que están en una relación de mucho más que maestro y alumna! —Y cuando el periodista centró toda su atención en el ninja, ella escapó corriendo con Boomer en sus brazos.

Mientras Tristana se alejaba, el periodista se acercó a Shen. —Shen ¿Es cierto que estas reuniéndote en secreto con Akali para asuntos que van más allá de maestro y alumna? —

El ninja se sorprendió por la presencia del hombre, y se puso una mano en la barbilla pensando en una respuesta. —Eh... pues... —Al igual que Tristana, él comenzó a mirar hacia los lados pensando en algo para salir de allí y se alivió cuando vio pasar a Caitlyn a lo lejos. —Señor periodista, allí va Caitlyn, escuché que es lesbiana —

—En serio? Oh Dios mío! Esto es farándula pura! —El periodista comenzó a correr hacia Caitlyn mientras anotaba algo en su agenda y el ninja suspiró.

—Es un tonto, solo que aún no lo sabe —susurró Shen

Bueno, mejor volvamos con la historia original...

Sintiéndose segura en la zona de dormitorios femeninos, Tristana dejó escapar un suspiro de alivio y se dirigió a la puerta de su habitación. Tuvo que dar un paseo aburrido pero breve, ya que su habitación estaba casi al final, pero al menos estaba sola. En poco tiempo, se detuvo frente a la puerta y la abrió rápidamente.

La artillera entró y arrojó sus gafas al suelo junto con Boomer para posteriormente arrojarse en su cama completamente vestida. Estaba lejos de sentirse cómoda, pero en estos momentos ella sentía que podría dormir en cualquier lugar, incluso en el suelo. Pero de pronto, ella se vio forzada a levantarse, y fue al baño donde se desvistió rápidamente y se metió a su ducha.

Ah... la ducha. En ese momento para Tristana, la ducha era la mejor invención jamás hecha en Piltover desde la televisión por cable y las mini pizzas. El agua caliente recorría su cabello blanco, a la vez que ella solo sentía como la tensión y el estrés del día se iban junto con la mugre. Así fue que por primera vez en el día Tristana se sintió verdaderamente feliz...

Sin embargo a veces la suerte nos juega malas pasadas.

—Hola! —Una voz llena de vida apareció junto a Tristana y la hizo saltar del susto. Junto a ella se encontraba Lulu, tan contenta como siempre.

—Lulu! —exclamó la artillera que trató de buscar algo para cubrirse su cuerpo desnudo. —¿¡Que estás haciendo aquí!? —Lo único que encontró para cubrirse fue la cortina de la ducha.

—Trist? Porque no llevas nada puesto? —Lulu la miró de forma inocente mientras el agua remojaba su pequeño traje.

—Porque estás en mi ducha? —preguntó Tristana con severidad.

—¿También tengo que quitarme mi ropa? —Lulu ni siquiera le había hecho caso a su pregunta.

—No! Por los dioses, quédate vestida! —

Lulu encogió los hombros y la miro. —Oh... está bien, solo quería hablar contigo —Eso hizo que la artillera suspirase algo frustrada.

—Agh... esta bien, ve a esperar junto a la cama, me vestiré y hablaremos de un brinquito —

—Gracias Trist! —Lulu la interrumpió y salió de la ducha, sin importarle si mojaba el suelo. Tristana cerró la llave de la ducha, llena de pesar y con un poco de rabia hacia Lulu, pero ella disimuló su cansancio y le fingió una alegre sonrisa a su amiga. Bueno, ella no consideraba completamente a Lulu como su amiga, pero el único amigo de Lulu era Veigar, por lo que ella actuaba como una amiga a la que Lulu le podría contar todos sus secretos y deseos femeninos. Tristana volvió a entrar a su habitación usando su atuendo de Chica Riot (eso sí, lo del color de pelo es cosa tuya) y se sentó en la cama junto a Lulu.

—Muy bien, que es lo que le pasa a mi caprichosa amiga? —Ella le sonrió, aunque obviamente estaba algo molesta.

—Creo que le gusto a Veigar! —Apenas terminó la frase, Lulu se llevo las manos a la boca para ocultar un chillido.

—... Lulu, odio tener que decirte esto, pero yo ya sabía desde mucho antes que ustedes dos eran amigos ¿no es cierto? —Tristana sintió los parpados algo pesados a medida que su cansancio no hacía nada excepto aumentar.

—¡No! No como amigos, como... mucho más que amigos! —El hada chilló de alegría nuevamente.

—Se te soltaron los tornillos?... Te das cuenta de que estás hablando de Veigar? El auto proclamado "Maestro Del Mal" —Tristana citó con los dedos la ultima parte.

—¿No es divertido? —Lulu sonrió. —Hoy me llamó "Vil Tentadora" —

—... Creo que estaba tratando de ser cruel en lugar de divertido —

—Pero luego él me dijo que tenía los ojos más bellos! —Lulu continuó.

—¿Qué él dijo QUÉ?! —Tristana se quedó boquiabierta al escuchar que Veigar fue capaz de decir tales palabras.

—Bueno... no en ese modo. Más bien dijo que yo lo estaba distrayendo de su trabajo con esa horrible belleza en mis ojos, pero bastante cerca no? Creo que me va a llevar al banquete de caridad —Lulu se tomó las mejillas y comenzó a tararear una alegre canción.

—Eh... las palabras "caridad" y "Veigar" no combinan mucho que digamos... espera... ¿Qué banquete de caridad? —

—Oh! ¿No sabias Trist? Poppy estuvo hablando de ello todo el día! Hubo un incendio en Demacia por culpa de... un mago fugado o algo así, y varios de los campeones van a donar parte de sus ganancias, y habrá vestidos y baile y comida, va a ser fantástico! —Lulu se animó bastante con la idea.

—Y tú piensas que Veigar te va a llevar a eso? —Y fue en ese momento en que Tristana se dio cuenta de que no podía hacer nada para cambiar la opinión de la hechicera y finalmente se rindió. —Bueno, asegúrate de divertirte y pasarla bien —dijo ella con una sonrisa.

—Gracias! Tu no vas a venir? Podrías traer a Teemo! —Lulu seguía muy animada.

—No lo sé... con suerte maté a alguien en el combate anterior y apenas consigo el oro suficiente para poder reabastecerme cada mes...  por lo que... no creo que ayudaría mucho en la caridad —

—Está bien, yo tampoco conseguí mucho oro, pero es agradable ayudar a la gente buena cuando pasan cosas malas, y también podrías mostrarle a Teemo lo bien que te verías con un vestido! —Lulu juntó las manos y Pix hizo lo mismo. Ambos parecían estar encantados con esa idea.

—Suficiente sobre Teemo, Lulu! —gritó la peliblanca. Por su parte, el Hada Hechicera retrocedió un poco, pero recuperó rápidamente su sonrisa en cuestión de segundos.

—Aww... ustedes tienen problemas en su relación? —Lulu empezó a flotar con su magia y apoyó su cabeza en sus manos.

—¡No estamos en una relación! ¿Cómo crees que podríamos tener problemas? —Tristana se sintió muy a la defensiva, aunque no estaba del todo segura del porqué.

—Pero él te gusta cierto? cierto? cierto? cierto? cierto? cierto? cieeeeerto? —Por cada "cierto" que decía Lulu, la frustración de Tristana aumentaba más.

—¡No! Él es gran soldado y un buen amigo, eso es todo —Tristana gritó bastante irritada.

—Estas un poquitito irritada Trist —Lulu sonrió de forma sarcástica y se puso a flotar al revés. —Si te gusta! Oh, santa marmota, tengo que decírselo a Poppy! —Con eso, Lulu estalló en una estela de destellos y brilló antes de desaparecer de la habitación de Tristana.

Con su habitación en silencio una vez más, Tristana sintió que finalmente podría dormir, aunque Lulu la había puesto de peor humor que el sueño y el cansancio, pero por ahora dormir sonaba mucho mejor, y sin más demora Tristana se dejó caer en su cama y se quedó dormida en cuestión de segundos.

—Debí haberle disparado cuando pude... —pensó la artillera en medio de su sueño.

Esta historia continuará en el próximo capitulo...

1 RESPUESTA 1
Guaizzy
Escurridizo
Escurridizo

¡Qué bueno verte de nuevo, Rebel! Aprovecho para comentarte que tu historia es atrapante. ¡Seguí así!