cancelar
Mostrando resultados para 
Buscar en cambio 
Quiere decir: 
Tracker9993
Minion
Minion

[Fan-Fic] Universo Flor Espiritual

White

Veo a mi madre tomar aquella navaja de su cintura y apuntarla a aquel hombre delante nuestro.

Estaba paralizada, mis manos estaban apretando su vestido mientras que las lágrimas opacaban mi vista, aquel hombre hombre vestido de negro se abalanzó sobre nosotros.......















- ¿Estás bien? - dijo una voz en mi oído, abrí mis ojos y la luz blanca intensa de este lugar me hizo cerrarlos de nuevo, los abrí lentamente acostumbrándome a ella - ¿Estás bien? - repitió aquella voz, mire de dónde venía y solo encontré un zorro blanco muy hermoso.

- ¿Dónde estoy? - pregunté observando mi alrededor, estaba sobre un lago que reflejaba el cielo blanco y unos pétalos rosados caían del cielo sobre él - Sígueme te llevaré a un lugar seguro - no me había percatado del tono de su voz, al parecer era hembra, la ví alejarse de este lago y llegar a un jardín, me levanté y empecé a seguirla.

- No me has dicho dónde es que estoy - le dije mientras miraba su pequeño cuerpo, tenía colores rosados y azules en su pelaje - Solo te puedo decir que este lugar no es del todo seguro, así que será mejor apresurarnos - dijo sin despegar su mirada de enfrente, miré otra vez a mi alrededor observando los árboles que nos rodeaban, eran de un color gris oscuro, parecían no tener fin seguían hasta perderse en el cielo y no parecían estar plantados al suelo, me detuve un momento para ver de cerca de uno y en su madera parecía salir un rostro, acerque mi mano para tocarlo.

- Yo que tú no lo tocaría, a menos que quieras quedarte ahí también - al escuchar eso aleje rápido mi mano y me acerque a ella de nuevo - ¿Qué son? - le pregunté mientras la veía detenerse un momento observando uno de los troncos, lo miré y de este se veía el cuerpo de un hombre - Es el castigo para aquellos que están condenados - siguió caminando de nuevo con la vista al frente, pero en su voz se notaba tristeza. No quise preguntar más, no quería hacerla sentir mal.

- ¿A dónde me llevas? - le dije después de sentir que llevábamos una vida caminando - Allí - dijo ella, mire enfrente y observé las puntas de un árbol muy brillante, sus hojas parecían doradas y el tronco tenía un color café hermoso, mis ojos se abrieron ante tal hermoso árbol - Increíble, no había visto nada igual - dije asombrada, sentí un viento frío tocar mi piel, volteé de donde venía y una estatua que no se cómo no noté por lo grande qué es descansaba en un jardín de color azul oscuro. La estatua era una mujer con cola de serpiente era muy hermosa, miré el jardín oscuro que tenía y había otras estatuas con formas humanas queriendo tocarla.

- Otro castigo para los condenados - dije sin apartar la mirada del rostro de aquella estatua - Mmm aprendes rápido - dijo mi guía sin detenerse.

Cada vez nos acercábamos más a aquel árbol, en un tramo del camino empecé a sentir un sueño intenso en mi mente, me tambalee un poco en el puente en qué estábamos, me sostuve del barandal y levanté mi vista, había una colina muy rara, está tenía la forma de un cervatillo, pero solo de abajo, lo demás parecía ser de una humana y estaba recostada en aquella colina - No te duermas, no quiero tener que cargarte hasta allá - dijo mientras me miraba con sus hermosos ojos, se subió al barandal y soplo en mi rostro, su aliento era más frío de lo que puedes imaginar y eso de inmediato me despertó.

Ya habíamos llegado a aquel árbol y era más grande que una montaña y sus hojas iluminaban casi todo alrededor, pero una puerta al lado mío llamo mi atención, está tenía una especie de lámpara encima de ella, parecía no llevar a algún lugar muy oscuro, me la quedé mirando caminando a ella.

















- ¿Mamá? - me detuve y abrí mis ojos de par en par, volteé al árbol y la ví, mi pequeña, mi hija Allá, corrí a ella abrazándola, me abrazó de vuelta y no pude evitar empezar a llorar, tomé su rostro entre mis manos y bese su frente, miré atrás de mi y observé a mi guía levantarse del suelo, su aspecto completo cambió ahora parecía humana, pero aún tenía sus orejas y su cola ya no era solo una, me miró sonriendo y habló.

- Hemos llegado, bienvenida al más allá Hildae - sonreí abrazando aún a mi hija en mis brazos, la miré con lágrimas en mis ojos.

- Gracias -





















Feliz festival de las Flores Espirituales invocadores.
1 RESPUESTA 1
herktor
Minion
Minion

Nice, no espere engancharme con tanto texto pero esta bastante bueno

 

Sigue así bue 😄

 

Saludos

herk